¿Por qué bebemos alcohol?

El consumo de drogas como el alcohol está tan normalizado en la sociedad que ni siquiera nos planteamos por qué bebemos.

Sin embargo, si vemos alguna persona que no bebe sí que le interrogamos al respecto…

¿No debería ser al contrario?

Las verdaderas causas de la depresión y la ansiedad

¿Qué papel juegan los factores biológicos como la microbiota o los neurotransmisores en los problemas psicológicos como la depresión o la ansiedad? ¿Existen otros factores a los que deberíamos prestar atención?

En este vídeo te explico lo que las farmacéuticas, gabinetes de psicología y políticos no se atreven a contar sobre las verdaderas causas de los problemas psicológicos.

Dadle a like, comentad y suscribiros al canal para que pueda continuar creando contenido como este 🙂

Nos vemos!!!

Emprendimiento

Como sabéis, soy Psicóloga Santiaria por vocación. Me encanta ayudar a las personas a mantener una vida sana, tanto a nivel físico como mental. Siempre en mis consultas hago hincapié en que las personas construyan unos hábitos mentales adecuados y también a nivel de descanso, ejercicio físico y nutrición.

Estos cuatro pilares (mentalidad, descanso, nutrición y ejercicio) están íntimamente relacionados. Si uno de ellos se ve afectado, para bien o para mal, los otros suelen afectarse al unísono. Así que puede ser una amenaza o, al contrario, una gran oportunidad para un cambio profundo y duradero en nuestro estilo de vida.

Teniendo todo esto en mente decidí emprender y fundar Psiconsulta para ayudar a las personas a construir hábitos de vida saludables. Pero, como podéis imaginar, emprender no es una tarea sencilla. Es necesario atender a múltiples frentes: tu trabajo «técnico», legislación, contabilidad, marketing, etc.

Por suerte, en esta labor titánica, apareció de casualidad el programa Santander Explorer. Consistía en un programa para jóvenes emprendedores patrocinado por el Banco Santander y en colaboración con más de 50 universidades en toda España. Se ofrecía formación y diversos premios a los mejores proyectos de emprendimiento. No lo dudé ni un segundo y me inscribí a la convocatoria en la universidad que había sido mi casa: la Universidad Autónoma de Madrid.

Para ello era requisito indispensable presentarse con una idea de proyecto en mente. ¿Qué iba a presentar yo, joven psicóloga primeriza en esto de emprender? Se me ocurrió que sería buena idea diseñar un software de realidad virtual específico para disminuir la ansiedad de mis pacientes. En el mercado ya existían otros softwares pero estaban más enfocados a tratar fobias.

Y una cosa llevó a la otra: acabé conociendo a los que serían mi compañeros. Ellos ya tenían una start-up que precisamente se dedicaba a disminuir el estrés con realidad virtual, aunque en entornos laborales. Tras conocernos un poco mejor, rápidamente decidimos abordar juntos una solución para la ansiedad en entornos sanitarios.

Concretamente, consiste en medir mediante una smartband los niveles de ansiedad de pacientes en tratamientos médicos como quimioterapia o intervenciones quirúrgicas. En función de ello, ofrecemos a  la persona una experiencia de realidad virtual totalmente adaptada a esos niveles de ansiedad.

Fueron meses de formación intensiva, aprendiendo multitud de conceptos y conociendo a un montón de personas con ganas de cambiar el mundo. Hubo piedras en el camino pero también grandes logros. Y así llegó junio, la fecha en la cual se elegiría un único ganador del programa Explorer en cada univiersidad. Desde luego no era fácil, pero resultamos ser los ganadores. Gracias a ello, el 31 de octubre estaré viajando a Silicon Valley en Estados Unidos junto con los otros 50 jóvenes emprendedores ganadores.

Mientras tanto, continué trabajando mis cuatro pilares de vida sana. En línea con ello, decidí comenzar a estudiar el Grado Superior de Dietética para poder ofrecer una atención más completa a mis pacientes.

Seguro que al hablar de nutrición os ha venido a la mente Carlos Ríos (¡y los memes del mango y la sandía!). Y sí, no lo voy a negar, ha sido una gran influencia para ir adentrándome un poquito más en el mundo de la nutrición.

Todavía no tengo finalizada la titulación de dietista para asesorar dietéticamente a las personas que acuden a mi consulta. Así que lo que suelo hacer es remitirles a leer su libro y seguir el grupo de Facebook donde hay gran cantidad de información. Considero que Carlos es un profesional totalmente transparente y que con el Real Fooding ha sabido aplicar el llamado «modelo lean start-up».

Además, hace unos días salió la app MyRealFood la cual simplifica todavía más la vida a las personas que han decidido comenzar a cuidarse. Cuál es mi sorpresa cuando descubro que su creadora Sofía Belenguer y su equipo son también otros de los ganadores del programa Explorer. Es decir, viajaré con ella a la mina del emprendimiento en Silicon Valley.

Estoy deseando que llegue el viaje y poder conocer más a fondo, no solo este, sino también el resto de proyectos ganadores. Es increíble como a través de las redes sociales puede crearse una verdadera revolución. Por supuesto, yo pienso ser partícipe de ella y deseo toda la suerte del mundo a mis compañeros de MyRealFood. Su proyecto ayuda totalmente a mejorar la calidad de vida de las miles y miles de personas que ya se han descargado la aplicación.


¡Nos vemos en San Francisco!

Soñar despiertos

Cuando somos niños soñamos sin miedo a sonar pretenciosos, pero cuando nos hacemos mayores dejamos de soñar. Ningún adulto confiesa que quiere ser Cristiano Ronaldo (futbolísticamente hablando), en cambio muchos niños sí.

El fracaso solo es síntoma de haberlo intentado. Es evidente que hay ocasiones en las que soñando y arriesgando sin control podemos perder mucho y debemos ser coherentes en ese tipo de situaciones. Pero lo que verdaderamente me llama la atención es otro tipo de situaciones en las que no tenemos nada o casi nada que perder y aún así aparece el miedo irrefrenable al fracaso y nos prohibimos a nosotros mismos soñar despiertos… ¿Por qué? Al menos si lo intentas puedes acumular una experiencia más, descubrir habilidades que no sabías que tenías y quién sabe, igual hasta sale bien, igual a la primera, quizás a la segunda o seguramente a la tercera.

Además creo que este miedo al fracaso incluye a la vez el miedo al qué dirán: ¿pensarán que soy muy presuntuoso? Pues seguramente haya mucha gente que lo piense, pero tú no tienes por qué ajustarte a sus expectativas. Es precisamente la gente que piensa así la que no lucha por sus sueños y yo, la verdad, prefiero probar suerte, solo puedo ganar, sino todo, al menos una parte 🙂

Creo que, en muchas ocasiones, la humildad está sobrevalorada y a cambio se fomenta un bajo autoconcepto de la persona. Socialmente no está bien visto decir que el día de mañana te ves como Director General de una gran empresa, pero sí que el día de mañana te ves en un trabajo normal. En el primer caso dirán de ti que tienes muchos pájaros en la cabeza, mientras que en el segundo caso no levantarás recelo.

Pero digo yo: ¿qué hay de malo en soñar? Los sueños, sueños son.

Salir de la zona de confort

A continuación podéis ver un vídeo que explica de manera muy dinámica qué es la zona de confort y cómo salir de ella:


¿Te animas?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies